Si quieres formar parte de la Casa de Retiro para Poetas Incurables, envía una muestra de tu trabajo poético, una breve ficha biográfica y una fotografía a poesia@kalaeditorial.com

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Carmen Fdez. Bernal




Cachorra de ojos rebeldes
que crees saberlo todo.
Cría ingenua de ojos verdes
doce años son sólo
un puñado de arena blanca
en una playa sin nombre.

Ahora ríes,
ahora lloras,
tan pronto besas,
tan pronto azotas.

Vives y olvidas
en cuestión de momentos:

Abanderas lemas que son sueños.
Sueñas tiempos que no vinieron.
Esquivas tu llanto
negando los tristes días
que ya se fueron.

Autora de versos anónimos
que no sabes esconder.
Me lanzas miradas cándidas,
alguna que otra, cruel.

Elegí tu nombre.
Y por ahora tu vida.
disculpa mi apuesta tardía,
que hice sobre la mía.

Ahí nace tu dolor
no más del que me parte el alma.
Testigo mudo del horror
que sembró en ti
la desconfianza.

Dicen que el tiempo todo lo sana,
mi vida entera pacto a verlo.
Amar,
a veces pudre las entrañas.
Otras,
salvan batallas de recelos.

No me rindo.

Puñado de arena blanca,
que custodio con mimo,
de sacudidas de olas
aún más bravas.

1 comentario:

PARADOXIA dijo...

Carmen,
Es un gusto leerte, pero doblemente cuando se trata de Poesia. Tu hija estara orgullosa de estos versos. Hablan sabiduria.

Mis sinceros saludos